viernes, agosto 3

LA MENTIRA AL DESCUBIERTO

La Subsecretaría de Seguridad Pública de la Provincia sostiene que la Escuela Nº 1234 “Profesor Luís Ravera” de la ciudad de Santa Fe cuenta con custodia policial durante todo el día. Sin embargo, cuando una maestra fue agredida dentro del establecimiento por familiares de un alumno, el personal de seguridad no estaba presente. El dato quedó en evidencia en la respuesta a un pedido de informes de la Cámara de Diputados.

Esta semana ingresó a la Cámara de Diputados la respuesta a un pedido de informes presentado por Antonio Riestra (ARI), donde se pedía conocer “las medidas preventivas y de seguridad adoptadas en resguardo de la integridad personal y de los bienes de los alumnos, maestros y demás trabajadores” de la Escuela Nº 1234 Luís Ravera, de la ciudad de Santa Fe. El proyecto surgió a raíz de los reiterados hechos de violencia que afectaron a integrantes de dicha comunidad educativa a comienzos de mayo.

En la respuesta ingresada en la última sesión, la Subsecretaría de Seguridad Pública, informa que ante “la necesidad de incrementar la actividad preventiva disuasiva” en esta escuela para “brindar seguridad a integrantes de la comunidad educativa”, la Jefatura de la Unidad Regional I dispuso un dispositivo especial a través de la Orden Operacional Nº 1142/07.

El objetivo de este dispositivo era “brindar seguridad interna y externa perimetral; impedir incursión de intrusos; prevenir despojos, sustracciones y daños a las instalaciones; prevenir ilícitos en perjuicio de alumnos, docentes, no docentes y demás integrantes de la comunidad educativa”, durante las 24 horas del día, a partir del pasado 8 de mayo.

Como responsable de este servicio fue designado el jefe la Seccional 7ma de Policía, para lo cual se le ordenó disponer de personal afectado a la Alcaldía y de la Agrupación Cuerpos. La vigilancia debía ser efectuada por un agente por turno (07:00 a 21:00 y 21:00 a 07:00) con la presencia de un móvil policial entre las 07:30 y las 19:00 horas.

Sin embargo, cuando el martes pasado a la tarde, Pamela Vega, maestra del 3er año de EGB, fue agredida por familiares de un alumno, la guardia policial no estaba presente para auxiliarla.

"La tía del nene se me vino encima, me pegó patadas, me quería golpear la cara además de insultarme. Intenté defenderme como pude. Fue terrible: todo sucedió delante de los chicos", relató la docente al diario El Litoral.

"Me puse muy mal, muy nerviosa, entré en una crisis nerviosa. En ese estado logré salir del aula para buscar al policía que debía estar en la puerta de la escuela, pero no estaba. La mujer me siguió con una bufanda con la intención de ahorcarme. Justo salió un portero que logró ayudarme", agregó la maestra, quien fue amenazada por las mujeres de que "algo le iba a pasar si seguía yendo a la escuela".

Frente a este notable contraste entre el discurso oficial y la realidad, Antonio Riestra manifestó en la última sesión de la Cámara de Diputados que “el gobierno nos sigue mintiendo, no a mí como legislador, sino a toda la Cámara que aprobó este proyecto”, agregando, que si bien la respuesta para los problemas del establecimiento no es la policía, “resulta irritante comprobar estas contradicciones y la liviandad con que se dirigen a los diputados”.

Otro elemento que genera dudas sobre la efectividad de estos dispositivos de seguridad, también surge de la respuesta que el gobierno provincial envió al diputado del ARI. En ningún tramo del documento oficial se hace referencia a la Brigada de Seguridad para Establecimientos Escolares creada para enfrentar estos problemas. Esta iniciativa fue promocionada en el mes de mayo, luego de una sucesión de robos perpetrados contra docentes y alumnos de la Escuela Luís Ravera.

Incluso se conocieron declaraciones de un jefe de esta brigada. “Se están logrando resultados, pese a que hace poco tiempo que empezamos a trabajar”, aseguró el subcomisario Pedro Mendoza, a la emisora LT10.

Que sigan los exitos.

2 comentarios:

rodolfo dijo...

hacia rato que no les escribia,pero de la nota,muy buena como siempre,extraigo dos conclusiones o certezas:el docente esta solo,muy solo,no lo acompañan ni las colegas,ni las directoras,ni supervisoras,ni siquiera el ministerio de educacion pregunta por el mismo.nosotros debemos preguntarnos que hacemos por los docentes? y la respuesta es nada.y con referencia al ministerio de la inseguridad no me sorprende,sino saben donde tienen la cabeza,la solucion para ellos siempre termina en mas policias y no hablan de la pobreza,de la exclusion,del hambre,siempre lo mismo una sueña con algo distinto pero la realidad nos coloca en la misma situacion de los años de la dictadura.y no queremos volver a eso rodolfo

Anónimo dijo...

Mientras tanto, la participación de Gran Hermano 5 cuenta con el auspicio de la Policía Provincial.... Fuerte el aplauso.