domingo, septiembre 30

MANO DURA

¿Por qué hay delincuencia? ¿A dónde iremos a parar? La maldad avanza en medio de la prosperidad. La única salida: la mano dura. El análisis no es de hoy, pero se parece mucho.

No estaba Juan Faustino Ruiz en 1871 para dar sus explicaciones, pero el diario El Pueblo estaba alarmado ese año porque en esta capital el crimen, estaba a la orden del día.

La preocupación era porque en la campaña “los malvados” hacían poco caso de la autoridad e invadían el hogar doméstico “a cara descubierta”. Pero lo más terrible era que “en la ciudad sucede lo mismo creciendo de punto la desvergüenza y el pillaje”.

“¿A dónde iremos a parar si así marchamos?”, se preguntaba.

Realizaba este análisis El Pueblo: “Sabemos que la autoridad se apodera de los criminales, que los encierra sus cárceles, que los jueces juzgan; pero el mal no se detiene, el crimen se adelanta cada vez más altanero y feroz, no hay escarmiento, no hay corrección, no hay nada, mejor dicho”.

Hay que aclarar que se trataba de un diario oficial, por lo que el razonamiento no difiere mucho de los que se realizan hoy por parte de medios y periodistas oficiales: la culpa es de la maldad, no de la situación social. Esto decía El Pueblo: “Los criminales se aumentan en vez de disminuirse y sin embargo las luces de la civilización nos cercan por todas partes – Nuestros gobiernos se esfuerzan por abrir un camino llano a la industria, al comercio, al movimiento rápido de las poblaciones mercantiles que nos rodean y sin embargo el puñal, la licencia, la depravación más criminal tiene amontonando escombros que nos cierran el paso haciéndonos entrever para más tarde un caos de perturbación y desorden”.

¿Y las soluciones? No se hagan ilusiones; ya en 1871 pululaban las voces pidiendo mano dura: “Si la autoridad no corrige, si no escarmienta al delincuente aplicándole severas penas, pronto caerá por tierra su prestigio. Debilitada su fuerza moral crecerá el número de los malvados y con ellos el desorden, el vicio y la depravación. Se podrá vivir de este modo? Imposible –donde no hay corrección y escarmiento para el delincuente no hay seguridad de la vida”.

2 comentarios:

Gonza dijo...

nunca me canso de repetir que la mano dura que proponene sobich y blumberg no va a servir de nada

las estadisticas demuestran que cuanto mas aumenta la desigualdad entre el mas rico y el mas pobre, mas aumenta la delincuencia

la solucion pasa por distribuir la riqueza y no por la militarizacion de las calles

Anónimo dijo...

hola chicos,como andan,espero que bien.me pregunto con todo lo que ha pasado en este bendito pais,todavia pensamos que a la inseguridad se la arregla con mano dura.me da tristeza ver la calidad de dirigentes que tenemos que lo unico que pregonan es la mano dura y no se les cae una idea para resolver el problema.pero dejemos de divagar la inseguridad es un problema politico y los responsables del area de gobierno,policia,legisladores y jueces son los encargados de resolver el tema.un pedido la gente de las vecinales,cuando los llaman,para tratar el tema,deben negarse a ello y no ser utilizadas para fines espurios.rodolfo