domingo, marzo 2

ENTRARON EN VIGENCIA LAS NUEVAS TARIFAS ELÉCTRICAS

Desde el sábado pasado el precio de la electricidad es, en promedio, un 17% más caro en la provincia de Santa Fe. El nuevo cuadro tarifario alcanza a los usuarios residenciales, comerciales, industriales, alumbrado público, grandes demandas y cooperativas. Con este ajuste se esperan recaudar 200 millones de pesos adicionales. Quedaron en el camino los pedidos de revisión y de audiencia pública.

El sábado pasado entraron en vigencia las nuevas tarifas de la Empresa Provincial de Energía. La decisión quedó plasmada en una resolución que el directorio de la distribuidora eléctrica santafesina, presidido por Daniel Cantalejo, firmó el viernes 29 de febrero. Como se trata de un incremento que se presenta justificado por la variación de los costos internos de la empresa, el trámite administrativo es más sencillo y no requiere el aval del gobernador por la vía de un decreto.

En la visita que los directivos de la EPE hicieron a la Cámara de Diputados, junto al ministro Antonio Ciancio, se presentaron algunos ejemplos de las variaciones de costos sufridas desde la salida de la Convertibilidad: conductores de cobre (+745%); transformador de potencia 132 kV (+520%); medidor de energía (+370%); y hormigón elaborado (+240%). Según informaron los funcionarios, durante el mismo periodo, la tarifa media de la EPE se incrementó el 5%, mientras que los aportes del Tesoro Provincial para financiar el déficit de la empresa llegaron a los 95 millones de pesos en 2007.

En la reunión también se informó que la aplicación del nuevo cuadro tarifario le permitirá a la EPE recaudar 200 millones de pesos adicionales a lo largo de los próximos 12 meses.

Si bien el aumento promedio es de un 17%, su incidencia es muy diferente según la categoría de usuario. Para el sector residencial oscila entre el 8 y el 20%; para el comercio entre el 26 y 32%; para la industria entre el 24 y el 30%; y para las grandes demandas entre el 2 y 19%. En líneas generales, aunque con algunas excepciones, se aplican mayores aumentos a medida que se incrementa el consumo.

En el caso de los usuarios residenciales, hasta los 240 kWh por bimestre el aumento será entre el 8 y 10%; hasta los 400 kWh por bimestre entre el 18 y el 20%; y pasando los 400 kWh por bimestre el aumento llegará al 18%. Tomando uno de los ejemplos preparados por los técnicos de la EPE, para la presentación ante los diputados provinciales, una familia que pagaba $106,82 (incluidos los impuestos) por un consumo de 600 kWh bimestrales, recibirá un incremento en su factura de $18,78 y terminará abonando $125,60 por el mismo consumo de electricidad.

Distinta es la situación para los clientes de la categoría comercial. Para los pequeños consumos de hasta 300 kWh bimestrales el aumento será del 29%; en tanto que los consumos de 600 a 1500 kWh bimestrales recibirán un incremento menor que rondará entre el 25 y 26%. Llevando el ejemplo a la facturación, un comercio que antes pagaba $115,54 por un consumo de 300 kWh bimestrales, a partir de marzo deberá pagar $148,72 por la misma cantidad de electricidad.

Otro de los rubros que también se verá incrementado es el denominado “cuota de servicio”. En el caso de los usuarios residenciales, con consumos superiores a los 120 kWh por bimestre, pasará de 7,98309 $/mes a 10,37802 $/mes, lo que representa un aumento del 23%.

Con este nuevo cuadro tarifario, los funcionarios de la EPE sostienen que el costo de la electricidad en Santa Fe se equipara o es más bajo que el de Córdoba, que recientemente también ajustó sus tarifas. Tal es el caso de los usuarios residenciales que pagarían prácticamente lo mismo en ambas provincias, mientras que los usuarios comerciales e industriales santafesinos tendrían un costo menor al pagado por sus colegas mediterráneos.

Un dato que resulta llamativo, pero que pasó desapercibido por el fragor de las chicanas cruzadas entre oficialismo y oposición, es la coincidencia a la hora de proponer recetas para enfrentar la crisis de financiamiento que afecta a la EPE. Para los referentes del justicialismo y del Frente Progresista el dinero debe salir del Tesoro Provincial y de las mayores tarifas pagadas por los usuarios. Las variantes escuchadas fueron que los primeros buscaron exceptuar a una franja de la población del aumento, mientras que los segundos, fundamentaron la necesidad de un reparto equitativo de las cargas.

Atrás quedaron los tiempos en que la propaganda oficial presentaba como una virtud del gobierno de Jorge Obeid haber concretado obras “sin aumentar los impuestos ni aumentar las tarifas”. Pero el sol no se puede tapar con la mano. Entre 2003 y 2006 la tarifa media de los usuarios residenciales de la EPE se incrementó el 11,90%, para los usuarios comerciales el 27,73%, para los usuarios industriales el 29,03%, mientras que para las grandes demandas el aumento llegó al 84,34%, según la información obtenida por Fuera de Foco de una calificada fuente de la distribuidora eléctrica provincial.

Salvo en algunas paredes sin firma, nadie reivindica el congelamiento de las tarifas eléctricas, a pesar del esfuerzo de algunos dirigentes justicialistas por rescatar los logros de la gestión pasada.

5 comentarios:

rodolfo dijo...

hola pablo y cintia:Siempre me hago la misma pregunta,cual es la composición de la tarifa eléctica,como puede ser que siempre tengamos que ser los usuarios,los que debemos lavar las culpas de politicos de antaño?,siempre deberemos pagar nosotros los platos ratos y subsidiar la tarifa eléctrica de los porteños y esto es solo un item para que vamos a hablar de los demás.Por otro lado,los privilegios que tienen los de la epe,no se tendrìan que revisar tambien,hasta cuando seguimos con esta inacción.lo vote a Binner pero me parece que podrìan haber explorado hacia otros lados,ya que segùn ellos quieren una justa distribucion de la riqueza.saludos rodolfo

Pablo Bosch dijo...

Rodolfo comparto tu visión. Se repiten las recetas de siempre y no aparecen nuevos caminos. Ni siquiera se garantizó una instancia de participación o consulta. No creo que estemos subsidiando a los porteños, pero seguro que ha varios privilegiados de Santa Fe. Seria interesante combinar una reforma impositiva con otro reparto de las cargas para garantizar los servicios esenciales. Saludos

pucho dijo...

g

pucho dijo...

Ay pablito, que gil que sos!!! No se como podes estar en los medios... La verdad es que a mi me daria mucha verguenza con esa cara de pelotudo que tenes y encima con la sarta de boludeces que escribis y decis...
Poque no te lavas la boca con agua y jabon antes de ensuciar a tanta gente GIL!!!!!!!!!!
Esto recien empieza!

Pablo Bosch dijo...

Sr. Pucho: Lamento tu disgusto y que hayas elegido el anonimato.